viernes, 1 de febrero de 2008

Tinta indeleble en hoja en blanco

Querido, mis manos hoy han trabajado más de lo usual. (tú sabes, por cierto, el verdadero significado de la palabra "manos") "se hizo de noche... ¿sabes manejar?"
La escritura, mi estimado miope, zurdo (o/y siniestro) caballero, sigue constante transparente.
En realidad he sido cínica en la letra, pero quizá yo no me escondo como tú lo haces, es decir, esa soberbia que tanto martiriza a tu razón desiluminada que la sabes justificada y por eso eres encantadoramente capaz de parecer un ilustrado, como suelen llamarte los pobres y perdidos: tu gremio de sensatos... "ah ignorantes"*, tu nombre es el que da la luz.
*Quim Font, desde el manicomio más triste de la ciudad de México.

No hay comentarios: