viernes, 27 de junio de 2008

***

La ausencia también tiene memoria
y es por esta que estamos plagados de vacíos
y constante, me reitera que no hay otra posible realidad.
Me ha dado por soñar con el primitivismo
y tomo, fumo, sonrío
He estado coqueteando con la vida: me ha dado por amar, amar, amar
Después viene un silencio parecido al que sucede después de la orgía
Uno en la llovizna
Nada más.

No hay comentarios: