lunes, 1 de septiembre de 2008

Nada personal

Algo de mí está irrevocablemente roto.
Llorando mis fragmentos
obligo a que respire el alma
a fuerza de seguir sufriendo
y desbordarme
el aire le da bellas y siniestras
convulsiones a mis aguas.

No hay comentarios: