miércoles, 17 de diciembre de 2008

4

Sí, tengo un millar de lenguas,
y novecientas noventa y nueve mienten.
Aunque me esfuerzo por usar la una,
no cantará la melodia que yo quiero,
porque está muerta en mi boca.
.
Stephen Crane, Los jinetes oscuros

No hay comentarios: