sábado, 9 de febrero de 2008

"Las naves por el mar, tú por tu sueño"

El poeta es un fingidor,
finge tan tremendamente
que hasta finges que es dolor
el dolor que en verdad siente.
F. Pessoa
Que qué pienso sobre la relatividad, me preguntan, yo les digo que nada sé porque se cuela por mi pecho un agujero negro.

Me dices que Cortázar escribió su primer soneto a las 8 años y yo te respondo con prisa diciendo que también era la edad en que me recuerdo escribiendo, tú me sales con tu impecable retórica, con tu amplio conocimiento de esa lengua, bendita, nuestra, y me preguntas: pero sonetos ¿sonetos?

No, claro que no.


Te lo digo a ti, a ti que me dices que un escritor es el que escribe, olvidé decirte que no, yo sólo incluyo a los que les importa poco lo que bien saben y, si lo cuentan con una voz límpida, mejor.


Yo no seré tal vez una escritora, caballero, descubrieron mi perfume, me llevaron por las líneas, (cuando siempre he preferido lo curvo o amorfo), disfracé mi edad y a mis manos las amordacé; pero aquí estoy como con el guerrero la espada, la pluma en mi mano. Maniatada.