domingo, 11 de mayo de 2008

Si alguna vez preguntaran como Jasón a Medea, aun sin parto y sin matansuicidio (olvídate de la historia, sólo piensa en el crispado corazón de La Para Siempre Extraviada Medea ) : Sólo Jasón, sólo las mujeres somos capaces de tales proezas.