jueves, 13 de agosto de 2009

Impermanencia

Días incendiando hasta el delirio humano.
En el amanecer apresurado del alma
corrompe el crepúsculo
desprotegidos destellos.
Los nubla, los hechiza, los mata.
Vida-festín aún más fugaz
que el esplendor de la pirotecnia
que a marcha apresurada
aunque se extienda
cae
cual vehemente suicida.
.
Anasthasia Pernath

No hay comentarios: