domingo, 7 de febrero de 2010

No conozco la historia del mar
pero he nacido tanto
que me inventé la tarea
de procurar
con palabras huérfanas
darle una voz al naufragio.

2 comentarios:

M@d3la¡n3 dijo...

... Y tu voz el naufragio, y el náufrago mismo, la agradecerán... Como lo hago yo cada vez que tengo la fortuna de leerte. Te quiero!

M@d3la¡n3 dijo...

Otra vez leyéndote... Y no manches, otra vez me arrancaste un W-O-W! Y en eso vi que ya te había escrito y, por lo tanto, leído... pero cada vez es un placer.