martes, 11 de mayo de 2010

Invocación desde el vientre de Venus


"¿Ya nunca volveré a abrazar
al que vendrá después del final?"


A. Pizarnik

¿Tú nunca preguntas, querida, Él será cierto?

¿Por qué la enfermedad de la Muchacha

esperando en la ventana?

Y ¿por qué todavía Sonatina resuena

en las paredes de tu jardín?


Tu sexo llora y llora

porque no buscas hombres

sino pretextos para sufrir.

Y tu cerebro la luna que alumbra el desvelo

de Aquél que lleva en la mano la espada.

Marinero de los recónditos mares

de tu memoria abatida.


Déjate venir, mi vida,

que de mis ansias se nutren los fantasmas.

Sé que la soledad en última instancia

no tiene cabida

pero el frío se come mis huesos

en esta noche en la que arde la espera.

6 comentarios:

Estefanía Rojas dijo...

Glori!! me parece hermoso!, parece que siempre estaremos dispuestas a esperar, cada quién a su manera..

Anónimo dijo...

¿Este es tuyo, Glorio? ¿Verdad que sí? Lo super desde el principio... No dejes de escribir nena. Cita menos y escribe más. Eres un deleite!

Gloria Soto dijo...

¿Quién eres? ¿Magdaleno?

Gloria Soto dijo...

ñum

Magdalenoooo dijo...

Siiiiii waka waka ! ! ! ;D

Gloria Soto dijo...

Mugrosilla: te tengo una surprise surprise, así que no hay pretextos, tienes que venir a verme, pero antes chismeamos por teléfono. Muaaa