domingo, 25 de septiembre de 2011

SOY



Soy intérprete de mi propia canción, yo compongo mi música dependiendo de lo que se necesite matizar por el ruido que provoca el pánico externo.

Soy un devenir constante, no me mido por horas, ni por tierra, ni lágrimas, soy lo que sea preciso en cada momento, de acuerdo a las necesidades que me alcancen.

Tengo la facultad de detener el tiempo, sí, él se congela cuando no cambia el fulgor o lo gris en mi mirada. Corre cuando se agita la vida pero en mi tan sólo cuando las pupilas se dilatan ante la gravedad del pensamiento.

Soy costurera de un centenar de disfraces, los cambio por ojos mas nunca conviene este trueque. Voy mejorando mi técnica, he trabajado en cal y en madera, una vez hice uno de hierro pero era demasiado visible y ruidoso, no contaba con la diplomacia que se requiere para desfilar. Hubo un día en el que me vestí de mí, ese fue el que nadie creyó.

No me puedo dividir aunque el deseo de pertenencia lo exija, he tratado de arrancar mis partes repudiadas, imposible, clavada estoy en ellas; no puedo caminar quebrada, aunque pareciera que poco a poco me rompo.

Es de mi propiedad un mar de recuerdos, guardo los que saben manejar las marionetas de mi presente, construyen el juego según el llanto o la risa que me avasallan. Pero a veces me canso y corro con el río.

Soy infierno, edén, cenizas, memoria y olvido. Soy más que un sueño o una realidad, soy la que no se atreve a decir su nombre por temor a volverme una certeza, la que tampoco se atreve a negarlo por temor a desaparecer.

Navego con rumbo aunque a veces me pierdo, no tengo el fin de palpar tierra firme. Me toca la lluvia y con ella me basta. He aprendido a no esperar de lo que esté estático, yo no sé si sea contagiosa la pasividad que le impide moverse.

Octubre 2003

Pintura: El Círculo Mágico. John William Waterhouse

2 comentarios:

Juan Carlos dijo...

Para ser como se es, lo primero es aceptarse y esto a veces toma tiempo y varios intentos.
Navegar perdido no significa no saber a donde se quiere llegar, solo significa que sabemos que nos salimos del camino.
Me gustó tu composición. No trato de interpretarla, solo expreso lo que me hizo sentir hacia adentro de mi.
Gracias por compartir.
¡Saludos!

Gloria Soto dijo...

Gracias también a ti por tus palabras y por no tratar de interpretarlo, pues al hacerlo las cosas empiezan a "parecer".