martes, 24 de agosto de 2010

Caifana

Ya sé, ya sé... Si quiero encontrar la paz en esta realidad y en la última tengo que hacer lo que tengo que hacer.
Ayer en clase de Retórica iba a hablar de la ayoidad pero mi yo se quedó dormido fingiendo un dolor de panza.
Uno tiene que regar las semillas, pero me quedo en casa.
Además ¿quién es en el fondo de esto el expositor, Conciencia Pura o yo?

2 comentarios:

Tangerine K. dijo...

¿Cuánto hace falta caer para que lo único que te quede es ir hacia arriba, Gloria?
No te muerdas en el olvido, no te muerdas...

Gloria Soto dijo...

:)