martes, 24 de agosto de 2010

¿Dónde está mi corazón?


No es que me asusta lo que de mi veo
sino lo que no
y si no lo veo

¿por qué habría de asustarme?
Alguien llamó,
alguien pensó ser un cuerpo,
un testigo
y unas palabras.

Me pregunto si para despertar de su engaño
basta sólo con observar esa nada.
Me pregunto si el gato cesará de perseguir al ratón
y si algún día regresaremos a casa.

-Pues deja, muchacha,

tu sombrero de bruja,
tu descripción del mundo,

tu ventana
y déjale al aire curarte las heridas
aunque la soledad te distraiga,
aunque la tristeza
languidezca en tu balsa,
aunque una voz te repita
que has vuelto a perder el corazón,
regresa a él,
sólo respira, muchacha.
-
Pintura: Balthus Klossowski

5 comentarios:

M@d3la¡n3 dijo...

No mms, Glorio! Me encantó! Ahora sí creo que me quitaste el aliento y hasta una lágrimilla que se escapó aquí en la office :S La ventana, ay esa ventana...

Gloria Soto dijo...

Cuál office??? No mames tú que te haces mucho del rogaaaar!
Pero cuenta, cuenta, oye y por cierto, no has enloquecido mucho en estos días? Has estado pendiente de la luna? Amiga, no te quedes muda...

Gloria Soto dijo...

AAUUUUUÚÚHHH!!

M@d3la¡n3 dijo...

No "he enloquecido"... "estoy" enloquecida... Y muchas cosas, nena, muchas cosas qué contar... Sólo que los horarios aprietan demasiado... Y los fines no alcanzan para nada... Pero sabes, yo pienso mucho en vos... Y siempre, siempre, te leo... Nos escuchamos pronto!

Gloria Soto dijo...

Yo también pienso recurrentemente en vos, loquita mía, el Hado nos habrá de juntar!