miércoles, 18 de mayo de 2011

Poema del-fin


Ahora que siento pasar estos días

en donde veo y no veo

Llega la hora de preguntarme

¿vale aún la pena llorar por mi espejo?

Yo un dibujo en el agua

cristalizado en los ovillos del tiempo

Yo quería cantar

no quería escribir

nunca quise decir lo que no quise decir

pero olvidé el lenguaje del viento

y a la luna sólo la tenía en mi ventana

mas nada importa ya

ni siquiera el mito desbordado de poesía

ni la historia que quisiste inventar

y nunca nada podrá ser dicho ni por esta

ni por ninguna palabra

porque el sentido no tiene sentido

porque la realidad está en llamas

2 comentarios:

M@d3la¡n3 dijo...

Me recuerda a cierta niña que conocí hace tiempo. No importa que no quiera escribir, que no sepa ya cantar... creo que lo verdaderamente importante es pararse en esas llamas y ser abrasada, ¿qué importa si se es consumida?

Gloria Soto dijo...

Muy bien dicho :9