martes, 12 de julio de 2011

FARABEUF


Recuerda con algo más hondo que la memoria
hemos avanzando hasta el fondo de la noche

tuvimos que haber recorrido
todas las tonalidades
de nuestra galería barroca

Habrá que darle al misterio las gracias

que al menos no vemos
sólo
lo blanco y lo negro
lo que jamás es estrictamente así
porque ni Ormuz ni Arimán
ni tampoco sólo los matices del gris

Pero al vivir esto por cierto
tuvimos que habernos arrancado los ojos
para obligar a mirarnos por dentro
pues sea lo que sea
que aparezca allá afuera
el vacío nunca se colma
Y yo he puesto mi voluntad entera
en alimentar al mundo que invariablemente
traiciona al que crea en él

Sólo nos aflige lo perecedero
que son todas las cosas
dejo entonces mi pequeño discurso colgado del viento
dejo en tus manos secretas mis versos
tu fuego también aquí lo dejo
que la inmensidad nos devora

Nos vemos del otro lado del espejo
a ver si somos un poco más que memoria


4 comentarios:

Estefanía Rojas dijo...

Dejemos ese fuego para fundirnos en el que es real..

Gloria Soto dijo...

:) ajá ajá ajá!!

Adela Iglesias dijo...

Del otro lado del espejo, nos encontramos.
Del otro lado del espejo, nos reconocemos.
Del otro lado del espejo, nos perdemos, tratando de recordar.

(Recién descubro tus poemas y me encantan. Un abrazo. ADela)

Gloria Soto dijo...

Un abrazo y mi agradecimiento, Adela...