sábado, 24 de septiembre de 2011

Agüante usted el ser calificada de nerviosa. Pertenece usted a esa familia magnífica y lamentable que es la sal de la Tierra. Todo lo grande que conocemos nos viene de los nerviosos. Ellos y no otros son quienes han fundado las religiones y han compuesto las obras maestras. Jamás sabrá el mundo todo lo que se les debe y sobre todo lo que han sufrido ellos para dárselo.

M. Proust
En Busca del Tiempo Perdido, III

No hay comentarios: