jueves, 31 de mayo de 2012

***

Aún no me atrevo del todo a escribir porque hoy por hoy me he quitado algunos velos... ¿Qué tanto habrá en mi que después de todo lo que me he vaciado, no acabo por verter la sal de mi mar personal? ¿Qué amaneceres, qué lunas se esconden detrás de mi puerta agrietada, de mi vida de humana, de soliloquios inacabables que oscurecen los ojos del Todo que habla a través de mi, sólo a veces, cuando Gloria no está envuelta en fijaciones, ni aguas turbulentas...

No hay comentarios: