sábado, 23 de agosto de 2014

Duermevela


En lo más hondo de mis sueños
más allá, en un tierra extraviada, muy lejos
un faro me manda señales desde un lenguaje
mudo y secreto.
En el trayecto de la barca, el mar los mira descifrarse.
No sé cuándo
pero olvidé el lenguaje del agua y del viento
y tan inmensa es mi nostalgia
que comencé a hablar.

No hay comentarios: