lunes, 13 de abril de 2015

Disertaciones

¿Preguntarnos por el destino de las quimeras rotas? ¿Por qué casi toda la atención se fija en lo manifestado? El éter primigenio se convierte en piedra, en verdad... Por eso se dice de la inutilidad de los poetas quienes revuelven en la atmósfera algún signo invisible que se quedó huérfano de alguna Forma, y mucho de su nostalgia ha de estar compuesta de aquello que quiso ser pero quedó irrealizado, latente, para luego extinguirse.
La sincronía, el desencuentro, los deseos, las palabras estériles, los manifiestos son escrupulosamente elegidos para acertar o desatinar en este recorrido inmenso hasta dejar de parecer y convertirnos en el espejo originario del tiempo sin tiempo que permanece desdoblándose hasta conformar esta Ilusión que sabe a certeza, hasta el grado de renunciar o quedarnos hechos un ovillo bajo la sábana por nuestra imposibilidad de respirar bajo la Tierra.
Pero la rueda incesante y el vértigo al pensar en la inmortalidad,en la transmigración de las almas o en la nada, por eso tanta somnolencia, porque la Gran Historia del Para Qué fue perdiéndose de boca en boca y si nadie nos explica la razón del frío,y la brújula descompuesta no podemos andar sin abatimiento hasta que la memoria despierte, llegando al fondo de rutas salvajes y recintos oscuros si no ¿De qué valdría este viaje?

No hay comentarios: