miércoles, 11 de mayo de 2016

Pequeño breviario del guerrero

El guerrero es esencialmente alguien
que no teme el espacio.

Chögyam Trungpa

Si trazas una ruta, cuidado,
te costará volver a la amplitud.

Henri Michaux

Nada es inútil, lo sabes.
No pierdas nunca el conjunto de tu visión.

Animal divino.
Ahonda el vientre de tu instinto.

Escucha tu paradoja.
Haz tu espíritu indescubrible.

Permuta hasta lo infinito.
Vibra en lo impalpable.

Rechaza todo límite.
Ten cautela sin tener cautela.

Íntimo, íntimo con la muerte.
Abre el corazón del mundo.

Busca el punto en que tu violencia se desvanece.
Entre valor y ternura.

Sé insaciable.
Entra en la espiral.

Vacíate de ti mismo.
Ventana abierta a lo insondable.

Vigilante como un gato.
Preciso como un águila.

La vida es tu mayor maestro.
La vida, bajo todas sus facetas.

Parte tu caos de un tajo.
Da a luz a una estrella.

¿Tú?
La piedra angular, la última palabra y el rigor pasional.

Pata del tigre que se lanza.
Eres el guerrero de una perpetua primera vez.

El invisible tiene un centro de gravedad.
Tú te despliegas en él.

Hazte uno con el viento libre.
Abandónate, infatigablemente.

Halla tu estancia secreta.
En el ojo del ciclón.

¿Cuál es la vía de la libertad, maestro?
-¿Quién te aprisiona?

¿Dónde está la verdad, maestro?
-¿Dónde no está la verdad?

Avanza profundamente en ti.
Podrás al fin alejarte de ti.

¿Ves girar los planetas detrás de tus ojos?

Zéno Bianu



No hay comentarios: